El blog de monty oso

marzo 31, 2009

Es difícil estar mas equivocado

Filed under: actualidad,Opinion — montyoso @ 3:19 pm
Tags:

Leo en EL TIEMPO una columna de opinión en la que el columnista que dice que los adictos no deben opinar sobre el tema (penalización de la dosis mínima) y que es perfectamente valido obligar a las personas a tratarse de una enfermedad así no quieran. Aquí les dejo mi respuesta a esa columna.

Creo que comparar a los drogadictos con el monstruo de Mariquita y Luis Alfredo Garavito es un despropósito y espero que rectifique en la próxima columna que le publique este diario. En Colombia uno puede negarse a un tratamiento medico aunque este NO prolongue la vida inútilmente, en menoscabo de la dignidad humana, aun si al estar enfermo genera incomodidades a los demás. Los directos afectados por estas medidas tienen todo el derecho de opinar sobre las mismas pues esto es una democracia y las democracias solo funcionan si la gente puede opinar sobre lo que quiera.

Es un contrasentido que el gobierno quiera imponer costosos tribunales a personas que no quieren ser curadas cuando este dinero se podría usar para dar tratamiento medico a personas que lo piden con desesperación pues sufren de una enfermedad catastrófica, de alto costo y no pueden hacer nada pues no están afiliados al sistema subsidiado o contributivo y no tienen el dinero para costearcelo ellas mismas. Es irónico que Uribe se muestre tan preocupado por la salud de los adictos cuando en 7 años de gobierno no incluyo en el POS el tratamiento para ellos, aun cuando ellos lo pidieran voluntariamente. Sobra decir que un tratamiento de desintoxicación para una persona que no se quiere curar es inútil y costoso. Espero que si el gobierno fracasa en su intento de penalizar la dosis mínima incluya el tratamiento para la adicción en el POS.

Anuncios

1 comentario »

  1. Muchas de las propuestas políticas, con fines sociales, tienen siempre un objetivo mezquino que ocultar. Por ejemplo, la promoción de la imagen del grupo o persona que las plantea; o la intención de conseguir financiamiento -apelando a un mal que ya es una lacra en las ciudades-, para construir otro aparato burocrático en el cual también instalarse.

    Es un hecho que la adicción es una enfermedad agravada por los patrones sociales, como también lo es que, el Estado se preocupe por eliminar este mal endémico. Sin embargo, nada podrá resolverse desde la perspectiva del adicto. Si consideramos que, éste, es víctima de la “oferta”, el mayor de los problemas. Si no hubiese “oferta” no habría que invertir en rehabilitaciones. El problema no es tan dialéctico como parece. Mayor intríngulis no se puede crear alrededor. Tampoco hace falta reforzar a una policía para que salga a reprimir civiles presas de sus decepciones, adiciones, consumismos… Recuérdese que, de acuerdo al cristal con que se vea, estos grupos se convierten en público objetivo, nivel de sintonía, bases políticas etc.

    ¿Quién no conoce en dónde están los sitios malos?

    Comentario por eduardocatalan — marzo 31, 2009 @ 4:47 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: